19.1 C
Lambaré

Pablo Zeballos: Una vida en Lambaré

Sugerimos Leer

Prevén realizar cortes programados en los barrios Mariscal López y Valle Apu’a

La Administración Nacional de Electricidad (ANDE) lleva a cabo hoy, martes, cortes programados de la energía eléctrica en los barrios Mariscal López...

Profesoras lambareñas tienen prohibido acercarse a alumnos

La directora, la coordinadora y la profesora del colegio de Lambaré que fueron encarceladas por la violación de un niño de seis...

Ahora reportan ataque «tipo EPP» cerca de Pedro Juan

Luego de la conmoción que causó en Pedro Juan Caballero el asesinato de su intendente, José Carlos Acevedo Quevedo, ahora reportaron un...

Murió el intendente de Pedro Juan Caballero

Finalmente, falleció anoche el intendente de Pedro Juan Caballero, José Carlos Acevedo Quevedo (PLRA), cuatro días después de que fuera baleado por...

Reconocido por su talento en las canchas del «deporte rey», polémico por su cambio de casaca en entre los clubes más tradicionales de Paraguay, Cerro Porteño y Olimpia, goleador del año en múltiples ocasiones en distintos equipos nacionales, parte de la selección nacional entre 2008 y 2012 y uno de los deportistas lambareños más destacados a nivel país. Hoy, en una entrevista exclusiva nos cuenta su historia Pablo Zeballos, más conocido como PZ10.

Exclusiva: Pablo Zeballos en la entrevista para Lambaré Mbareté.

El 4 de marzo de 1986, en Asunción, con madre oriunda de Vallemí y padre de Puerto Casado, nació Pablo Daniel Zeballos Ocampos. Su llegada resultó ser una grata sorpresa para toda la familia, que lo recibió con mucha alegría.

De bebé, Zeballos residió en la ciudad de su madre, Vallemí, hasta los tres años, momento en el que por el trabajo de su padre, quien era funcionario de la Administración Nacional de Electricidad (Ande) y un gran aficionado del Club Cerro Porteño, tuvo que mudarse a Lambaré, lugar que con el tiempo se convertiría en sitio que eligió para vivir con su esposa e hijos.

En un entorno de mucho amor, acompañamiento y apoyo por parte de su familia vivió Pablo y más aún después de haber perdido a su padre con tan solo ocho años. «La verdad que me ayudó bastante como para poder superar ciertas situaciones en el día a día. Y bueno hoy, bueno disfrutando siempre de ellos, de mi familia también, por todo lo que va pasando con el correr del tiempo, con mis dos hijos, con mi señora, todo. Entonces, el hecho de tener como te digo esa fortaleza  para soportar muchos obstáculos creo que en gran parte se debe a la familia» comentó Zeballos.

En familia: Pablo Zeballos con su madre y hermanos. (Foto gentileza)

La infancia de Pablo, según explicó, tuvo sus momentos buenos y malos. No obstante, el fútbol ha sido parte de toda su vida, desde pequeño la pelota era su juguete y pasatiempo favorito. De hecho, en las tardes se dedicaba a jugar el «deporte rey» en las calles del barrio Cerro Corá de Lambaré, sitio donde reside hasta ahora, aunque no en la misma casa.

Con relación a sus pasatiempos de niño comentó Zeballos que «prácticamente éramos 15 a 20 amigos, que nos juntábamos todas las tardes aquí en la cuadra, salíamos a pasear en bicicleta, jugar la famosa escondida, o sea un montón de cosas, fútbol y otras cosas más donde nos tocaba compartir siempre. Hasta que una amiga que era prácticamente como una hermana tuvo un accidente y 10 días después falleció y bueno, eso también entre los amigos golpeó mucho, ya era una época donde estaba en Cerro, en el 2010. Pero sí, el día a día era de esa forma jugar a las escondidas, fútbol, compartir constantemente en la casa de cualquiera. Entonces, todos estábamos todas las tardes juntos y se hizo muy fuerte ese lazo de amistad con todos los vecinos».

No obstante, como perdió a su padre de niño explicó el futbolista como fue creciendo tras aquel trágico suceso. «Tenía 8 años, obviamente no dimensionaba todo lo que de por ahí podía generar o podía representar (el fallecimiento de su padre). Pero, como te dije hace rato, el hecho de tener el respaldo de mi madre y de todos mis hermanos mayores, uno de por ahí encuentra ciertas facilidades para seguir desenvolviéndose, por las circunstancias, por la vida, por todo lo que va pasando en el día a día. Y bueno, obviamente hubo momentos buenos también, donde uno como niño disfruta, comparte con los amigos, juega, entonces, bueno, también es una etapa linda donde uno va pasando. Pero sí, lo más fuerte que obviamente me tocó en parte de mi niñez fue la pérdida de mi padre. Pero, tener esa fortaleza dentro de mi familia como para superar todos los obstáculos, creo yo, que facilitó mucho también como para superar esta situación que se dio y que obviamente golpeó bastante a toda la familia».

Amor de mamá: Pablo Zeballos con su madre. (Foto Crónica).

Las ganas de jugar fútbol siempre estuvieron en Zeballos, incluso comentó que «en el colegio, aquí por la cuadra, por el barrio, era, no sé, lo máximo para mí, más que nada, cuando veía una pelota de fútbol. Ya con el tiempo, con los entrenamientos, uno de por ahí no se imagina y no dimensiona, pero cuando van pasando los tiempos, uno va tomando de forma más profesional, con más responsabilidad».

Pablo inició su carrera profesional en las inferiores del Club Sol de América, con el que posteriormente pasó a la intermedia y ayudó al club a ganar el torneo, con el que ascendieron a primera división e incluso se consagró goleador de ese periodo, incluso, hasta hoy en día el jugador confesó que tiene un recuerdo muy emotivo y especial de los momentos en los que le tocó usar la casaca azul del club de Villa Elisa. En esos primeros años en las canchas, comentó Zeballos que no dimensionaba todo lo que iba sucediendo, de hecho, dijo que «no pensé que iba a llegar a mucho, pero sí trabajaba para eso. Pero, creo que el hecho de tener ese deseo por el fútbol desde muy pequeño influyó bastante para que hoy en día pueda ser futbolista profesional».

Inicios: Pablo Zeballos en el Club de Sol de América en sus primeros pasos en el fútbol profesional. (Foto Abc Color).

Posteriormente, formó parte del Club Oriente Petrolero de Bolivia en el que estuvo por unos pocos meses en los que completó el año, ya que las inferiores con Sol habían terminado a mediados de año. Luego pasó al Club mexicano Cruz Azul donde estuvo en tres temporadas (2007/8, 2008/9 y 2009/10).

Justo en la primera década del nuevo siglo, en 2010, el futbolista decidió volver a Paraguay, por lo que se puso en campaña para encontrar un nuevo Club y ese fue Cerro Porteño, sitio donde a pesar de haber estado un solo año, fue un sueño cumplido para el padre de Zeballos y además fue máximo goleador del torneo. Luego del año en Cerro, tomó una de las decisiones más polémicas del momento, se unió al equipo del Club Olimpia que es máximo rival de su equipo anterior, encima en el primer partido con la casaca del «Rey de Copas» metió un gol a Cerro Porteño y eso sin contar que ganó el torneo Clausura 2011.

En la Liga MX: Zeballos con la casaca del club Cruz Azul en México. (Foto

Después Zeballos formó parte de equipos de Rusia, Ecuador, Brasil, Colombia, entre otros. Posteriormente, volvió al Club Olimpia y pasó por otros clubes nacionales como Libertad y Sportivo Luqueño. Luego, Pablo regresó a su primer club el Sol de América en 2017, fue nuevamente a Bolivia al Club Oriente Petrolero, más adelante se trasladó al Royal Pari del mismo país y en 2020 volvió a Paraguay para formar parte del equipo del Club 12 de Octubre para finalmente pasar en el 2021 al Club River Plate en el que se encuentra en la actualidad.

Con relación a las metas con la casaca del «Kelito» mencionó el futbolista que «cuando tiene sueños, hay que soñar en grande porque eso es gratis» y por ello, para él, el objetivo como equipo es poder salir campeón, ganar algún título y seguir pasando de fase en la Copa Sudamericana. Por otra parte, la meta a nivel personal para Zeballos esseguir marcando goles en lo posible salir goleador del campeonato tratar de ayudar al equipo en todo lo que haga falta para que la institución pueda tener un buen crecimiento futbolístico.

Nuevo equipo: Pablo Zeballos con la casaca de su actual Club, River Plate «el Kelito». (Foto River Plate).

Y pensando en el futuro, mencionó que lo que más le gustaría hacer al «colgar los botines» en las canchas del fútbol profesional sería ser entrenador, para lo cual ya se está preparando en la actualidad, y por lo menos por ahora es el proyecto futbolístico a futuro que tiene, sin embargo, no descarta otras posibilidades. Aunque declaró que «tengo otros proyectos fuera de lo que es el fútbol y de seguir aprovechando al máximo todo lo que uno va haciendo con el correr del tiempo, hoy en día, el tema del Restó – Bar, después otros proyectos más también, pero sí, de por ahí si  me va a tocar seguir tocar seguir ligado al fútbol,  hoy me gustaría ser entrenador.

Por otro lado, dijo que anima a los jóvenes a ser valientes y enfrentar los desafíos con los que se encuentra en la vida. De hecho, manifestó que se debe tener en cuenta que «todos los caminos siempre van a ser muy difíciles. Donde uno encuentra piedras y clavos en cada uno de los caminos, uno tiene que tratar de superar y luchar por sus sueños, por los objetivos. Cuando uno tiene bien en claro (el objetivo), creo que tiene que tener esa convicción de poder lograr y conseguir (lo que desea). Cumplí los sueños que tuve y hasta los que no tuve y todo se fue dando obviamente por ese deseo, por esa convicción de querer superarme día a día y esa misma sensación sigo teniendo.»

«Entonces, cada quien, para el propósito que desee, no sé, para jugar fútbol, para su trabajo, para su proyecto, para su empresa, para lo que uno quiera; con convicción, con deseo, con mucho trabajo, con mucha dedicación y responsabilidad por sobre todas las cosas, uno consigue llegar a todos sus objetivos. Y yo creo que esa es una parte fundamental como para que la gente pueda superarse día a día» manifestó Zeballos.

Para culminar, ante la pregunta de entre Cerro y Olimpia,¿con cuál se queda? el futbolista dijo que aunque se lo identifique más con el «Rey de copas» él decide quedarse con ambos equipos.

«Porque tuve momentos muy lindos y en cada uno fue muy especial entonces, no sería justo de mi parte elegir una sola camiseta porque en el tiempo en el que estuve en Cerro fue una etapa muy linda, puede cumplir un sueño de mi padre también que quería que yo juegue en Cerro y bueno fue algo muy especial. Y luego pasar al Olimpia y conseguir todo lo que me tocó conseguir, contra todo tipo de situaciones también fue muy especial para mí. Entonces, sería muy difícil tomar una decisión por una de las dos camisetas entonces yo me quedo con los momentos que tuve con ambos colores», finalizó PZ10.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias recientes

Prevén realizar cortes programados en los barrios Mariscal López y Valle Apu’a

La Administración Nacional de Electricidad (ANDE) lleva a cabo hoy, martes, cortes programados de la energía eléctrica en los barrios Mariscal López...

Profesoras lambareñas tienen prohibido acercarse a alumnos

La directora, la coordinadora y la profesora del colegio de Lambaré que fueron encarceladas por la violación de un niño de seis...

Ahora reportan ataque «tipo EPP» cerca de Pedro Juan

Luego de la conmoción que causó en Pedro Juan Caballero el asesinato de su intendente, José Carlos Acevedo Quevedo, ahora reportaron un...

Murió el intendente de Pedro Juan Caballero

Finalmente, falleció anoche el intendente de Pedro Juan Caballero, José Carlos Acevedo Quevedo (PLRA), cuatro días después de que fuera baleado por...

Al final, profesoras saldrán de prisión recién el lunes

La directora, la coordinadora y la profesora de grado del colegio de Lambaré que fueron encarceladas por la violación de un niño...